lunes, 13 de diciembre de 2010

Diciembre

Este año diciembre empezó distinto, lo odie y odie la navidad, mas que odiarla deje de creer en lo bonito y mágico de la fecha, este año fue el primer año que yo invente toda esa magia para mucha gente, les vendí la idea de momento especial, de bailar y cantar, de celebrar lo que somos, en familia y cantándole al niño.

Luego las posibilidades de no tener ni siquiera una semana de descanso aparecieron, solo para hacerse reales luego.

Hoy, con un poco de dinero en el bolsillo, he decidido pensar de una vez en los regalos que daré.

Están los habituales a mi familia y uno muy especial a mi novia, con la que un día después de navidad cumplimos un año de diversión, felicidad y genialidad. (la amo con locura)

Sobre que quiero yo, creo que a pesar de no tener mucho tiempo libre, este diciembre me está regalando un poco de disciplina (además de trabajar mucho, he comenzado a hacer ejercicios por mi cuenta), algo de experiencia y buenos momentos.

En los últimos días, he visto a mi familia más feliz y unida, con proyectos en mente y la seguridad de que nos tenemos el uno al otro.

También me di cuenta de que gracias a mi novia tengo nuevos amigos, gente muy agradable con la que estoy seguro lograré tener una amistad fuerte y divertida.

He recuperado amigos también, con lo que no hablaba hace mucho por cosas de la vida.

A mis amigos de siempre los quiero más que nunca.

Y con mi novia... eso merece un post aparte.

4 comentarios:

arturo polanco dijo...

Claro, y tus compañeros de trabajo no figuramos. KKCK.

boset dijo...

ya se acabó diciembre?

Medalith dijo...

y tu regia hrmanita que te cocina y te brinda cobijoo??? naranjas! jum!

boset dijo...

ya se acabó diciembre?